Desde el Primer Poema al Primer Libro: Envíos Simultáneos — ♬ Rezando, pensando, esperando … ♪

Snoopy's letter to a publisher

(Caballero, en relación al reciente rechazo que me ha enviado … creo que ha debido de haber algún malentendido … lo que realmente quería de usted era que publicara mi historia, pero usted me ha enviado 50.000 dólares)

Cuando visito la web de una revista, primero miro si es estéticamente agradable y fácil de navegar. Si es así, voy a la barra de menú y hago clic en «Envíos» o «Pautas» para averiguar si aceptan propuestas simultáneos o no. En otras palabras, ¿están dispuestos a considerar un poema que ha sido enviado a otra publicación? De lo contrario, los poemas que les envíes quedarán atados hasta que te informen de su decisión de aceptación/rechazo. Nunca envío a revistas que no aceptan envíos simultáneos.

Si no puedo encontrar esa información en la web de la revista, busco en Google el nombre «Duotrope» junto con el nombre de la revista. Eso me lleva a la parte de la base de datos de Duotrope, que es gratuita. El link de Duotrope relacionado con la revista aparece en los primeros resultados. Haga clic en él y desplácese hacia abajo hasta una tabla con la etiqueta «Tipos de envío.»

Algunas publicaciones que no aceptan envíos simultáneos serán lo suficientemente amables como para responder relativamente rápido. Es posible que algunos no contesten en absoluto (aunque, para ser justos, eso sería un descuido, no su política). Entonces, si no tienes un gran volumen de poemas, es posible que tengas la mayoría de tus poemas bloqueados la mayor parte del tiempo. Es posible que esto no te interese, especialmente si eres joven y ansioso por publicar, o si no eres joven y sientes que no te quedan décadas para desarrollar su carrera.

Esta preferencia varía entre los poetas. Conozco a una escritora que siempre tiene alrededor de 10 poemas de su gran colección pendientes, esperando respuesta de los editores. Ella está cómoda con eso. Tener algunos poemas fuera de circulación hasta que obtenga una respuesta le conviene. No va conmigo.

El pasado 9 de octubre recibí una carta de aceptación del editor de una revista para un poema que había enviado el 2 de junio. Esto no es raro. Los editores de «revistas literarias» están extremadamente ocupados, con muchos envíos para leer, y es posible que también tengan otras tareas porque, seamos sinceros, la poesía no da mucho dinero: el trabajo generalmente se hace por amor. Algunos pueden tardar casi un año en responder.

Los enfoques de los editores varían de «¡No envíos simultáneos, punto!» a «¡Tendrías que estar loco para evitar envíos simultáneos!» Revísalo siempre. Muchos blogueros han escrito sobre envíos simultáneos, desde el punto de vista de los escritores y los editores. Aquí hay algunos artículos interesantes sobre el tema, de Hannah Karena Jones, Moira Allen y Becky Tuch.

No hay una regla estricta: lo que hagas depende de ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.