Vitrina


leído por Jeremy:



cantado en el escenario del Robert Gross por Pamela Dellal en el Boston Conservatory de Berklee, acompañada por Michael Manning (piano) y Roy Sansom (flauta):



Lamentando no haber podido quedarme a ver
cómo le dabas los últimos retoques a tu lienzo
Te vi a través del escaparate de tu tienda,
tu tienda llevada al borde por la Depresión.
(Las flores recién cortadas ya no pagaban el alquiler).
Habías llenado tu tienda con tus propios lienzos
por todas las paredes hasta el techo.

Mas temprano, a la luz del día, me había detenido
para saludar, habías dejado la puerta abierta.
Demasiado decidido a pintar para recordar
volver a poner las llaves en tu bolsillo, las habías
dejado en el mostrador. Había entrado
en la parte de atrás y te encontré pintando.
Había mantenido mi visita corta, pero suficientemente larga
como para correr el riesgo de que un abrazo pintara mi chaqueta
también tu lo hiciste corto, sosteniendo
un ladrillo sólido de aire entre nuestros cuerpos,
un espacio vacío que podría haber querido decir,
Ahora no, estoy pintando, por favor no me interrumpas,
o Ahora no, no, nunca, ambos estamos casados,
o tal vez solo Eso es todo lo que yo puedo dar. 

Ahora, en tu ventana mientras caía la oscuridad
te sentabas a pintar en tu tienda vacía
tu espalda se volvió hacia la calle,
trabajando con tu paleta y tu pincel.
Un poco más fino en la esquina
un trapo acariciaba el lienzo mientras yo observaba.
No me quedé. (Me esperaban en otro lugar.)

¿Estabas en tu casa en la habitación de delante
porque se había vuelto demasiado fría la de atrás?
¿O habías elegido ese lugar para anunciar
tu pintura y a ti misma a los transeúntes?
¿O estabas esperando a un amigo especial
trabajando donde fácilmente encontraría
tu puerta intencionalmente abierta y sin cerrar con llave
(pero no, por supuesto, por mí)?

leído por Jeremy (audio):


cantado por Pamela Dellal (audio):